Panasonic informa sobre el fin de su producción de paneles de plasma

Osaka, Japón. 31 de octubre de 2013.

Panasonic Corporation informa que, con el objetivo de desarrollar una estructura corporativa que responda eficazmente al actual ambiente de negocios y permita acelerar la estrategia de crecimiento de la compañía, a partir de diciembre de 2013, pondrá fin a su producción de paneles de plasma (PDP, plasma display panels) y cerrará las operaciones de sus plantas de manufactura en Japón: Amagasaki P3 (producción detenida), Amagasaki P5 (producción suspendida al momento) y Amagasaki P4, que seguirá en funcionamiento hasta finales de marzo de 2014.

Dentro de su negocio de paneles para el despliegue de imágenes, Panasonic ha promovido el desarrollo de nuevas aplicaciones, distintas a la producción de televisores, además de llevar a cabo varias medidas de restructuración, como la reducción de costos fijos, tanto para los paneles de plasma como para los de LCD. Así que de cara a los cambios de fondo de sus negocios, la compañía se enfocará a optimizar sus procesos y aprovechar sus recursos directivos.

Desde el 2000, Panasonic promovió el negocio de paneles de plasma y lideró el mercado de los monitores de pantalla plana con una estrategia que ubicó exitosamente a la tecnología de plasma para aplicaciones de gran tamaño y la tecnología LCD para aplicaciones de pantallas medianas y pequeñas.

Sin embargo, ante el veloz desarrollo de las pantallas LCD de grandes dimensiones y frente a la dura competencia de precios generada por la crisis financiera mundial (Caso Lehman Brothers) de septiembre de 2008, Panasonic consolidó su producción en la planta de manufactura de Amagasaki P4, enfocando sus esfuerzos a la producción de paneles de plasma para aplicaciones comerciales y trabajando para mejorar los ingresos en este campo.

Hasta el día de hoy, gracias a la calidad de imagen superior de su tecnología de plasma, Panasonic generó un gran prestigio que resultó en una sólida demanda de clientes a nivel mundial por estos productos. No obstante, debido a los drásticos cambios en el actual clima de negocios, y a la baja demanda por los paneles de plasma en el mercado de las pantallas planas, se ha determinado que continuar con este negocio representaría grandes dificultades para la empresa por lo que se ha decidido detener la producción.

Panasonic concluirá con las ventas de sus televisores de plasma para el mercado de la electrónica de consumo y con los productos de panel de plasma para las aplicaciones comerciales con la línea vigente de este año fiscal, que finaliza en marzo 31 de 2014. Sin embargo, Panasonic continuará con el desarrollo de productos para el despliegue de imágenes que satisfagan la demanda de los consumidores de acuerdo a las necesidades de las aplicaciones comerciales y las de consumo o uso personal, para lo cual trabaja en la selección de la tecnología que mejor se ajuste a cada caso.