Calor abrasador, vientos fuertes, fluctuaciones extremas de temperatura. Esta es la implacable realidad de la naturaleza. Todos nuestros productos se fabrican y prueban para que puedan soportar incluso los peores escenarios. Con el fin de garantizar la mejor fiabilidad, eficiencia y seguridad posibles de nuestros módulos, llevamos a cabo más de 20 pruebas internas que van mucho más allá de las pruebas estándar internacionales requeridas (IEC - Comisión Electrotécnica Internacional).
Ejemplos de nuestras pruebas internas:

  • Prueba de choque frío-calor: con ciclos de tiempo más cortos y diferencias mayores de temperatura. La durabilidad se prueba bajo condiciones más estrictas que las requeridas por la IEC.                                                                                                                                                   
  • Pruebas de resistencia: se combina una fuerte irradiación de luz con altas temperaturas.                                                                                                          
  • Prueba de resistencia al viento: simula las condiciones a las que se exponen los módulos durante un súper tifón.