En 1997, teníamos la misión de conseguir que nuestro aire fuese más limpio.
Llevamos trabajando en esta idea desde entonces.

Una imagen en la que se muestra la historia del desarrollo de productos utilizando la tecnología nanoe™ durante más de 20 años

In 1997, we had a vision of making our air cleaner. We’ve been working on it ever since.

Una imagen en la que se muestra la historia del desarrollo de productos utilizando la tecnología nanoe™ durante más de 20 años

Historia de los dispositivos que generan radicales hidroxilo contenidos en el agua

Contexto

El origen de los radicales hidroxilo contenidos en el agua

Todo empezó en 1997. Mientras trabajaban en un proyecto del antiguo Ministerio de Comercio Internacional e Industria sobre la purificación del aire en entornos de vida, los investigadores de Panasonic se interesaron por una tecnología que generara radicales hidroxilo contenidos en el agua. Se preguntaron si partículas de agua diminutas podrían proporcionar una nueva forma de purificar el aire. Así que, en 2001, un equipo de tan solo dos investigadores se puso manos a la obra.  

Se trataba de una tecnología totalmente nueva y presentaba desafíos considerables. El equipo necesitaba desarrollar métodos de verificación y técnicas de evaluación desde cero, y el fenómeno de la descarga eléctrica en el núcleo del proceso era difícil de controlar. El trabajo continuó sin obtener resultados durante un tiempo, hasta el punto de llegar casi a abandonar la investigación. Sin embargo, el director de la investigación en aquel momento decidió perseverar y mantener el proyecto un año más. La dedicación de Panasonic a la tecnología salvó el proyecto. Hasta que, finalmente, en 2003, el equipo consiguió crear con éxito partículas de agua de tamaño nano que purificaban el aire. Acababa de nacer la tecnología de los radicales hidroxilo contenidos en el agua.

El desafío permanente de mejorar la calidad del aire

El trabajo para mejorar la tecnología de los radicales hidroxilo contenidos en el agua sigue vigente hoy en día. Un punto clave es la verificación de los efectos de la inhibición del impacto perjudicial en el cuerpo humano de los microorganismos patógenos (bacterias, moho y virus) y alérgenos, y la descomposición de partículas PM 2.5.

El desafío permanente de mejorar la calidad del aire

Por ejemplo, en 2009, con la ayuda de una organismo del test independiente, Panasonic demostró el efecto de los radicales hidroxilo contenidos en el agua contra la gripe aviar y las nuevas cepas del virus de la gripe. En 2012, en colaboración con una organismo del test independiente en Alemania, llevamos a cabo pruebas de eliminación de virus que mostraban la efectividad de la tecnología contra los cuatro tipos de virus (con y sin envoltura, tipo de ADN y tipo de ARN). Basándonos en esta información, anunciamos que puede esperarse que los radicales hidroxilo contenidos en el agua tengan un efecto inhibidor en virus nuevos y desconocidos. Aunque ya parecía claro que podía esperarse que la actividad de los radicales hidroxilo contenidos en el agua inhibiese la actividad de los virus, esta verificación fue un hito en toda regla.

Otro elemento clave de nuestra investigación permanente son los esfuerzos para ampliar el efecto de los radicales hidroxilo contenidos en el agua aumentando la concentración de radicales generados. Al trabajar para abordar los crecientes riesgos asociados a la calidad del aire, a los que se enfrenta el mundo actualmente, Panasonic está prosiguiendo su investigación para lograr unos dispositivos más avanzados.   

La necesidad de la mejora de la calidad del aire no conoce fronteras. Panasonic seguirá desarrollando el potencial de los radicales hidroxilo contenidos en el agua, aplicando la tecnología para mejorar la calidad del aire y contribuir a la salud y a la calidad de vida de todas las personas del mundo.

Cronología

1997

Inicio sobre la mejora de la calidad del aire en entornos de vida

2001

Inicio del desarrollo de la tecnología de los radicales hidroxilo contenidos en el agua

2002

Inicio de la producción del prototipo de prueba para generar radicales hidroxilo contenidos en el agua y comienzo de las pruebas

2003

Finalización del dispositivo para generar radicales hidroxilo contenidos en el agua [480] (tipo de llenado de agua)

2005

Finalización del dispositivo para generar radicales hidroxilo contenidos en el agua [480] (tipo Peltier)

2008

Inicio del desarrollo del dispositivo altamente reactivo de última generación para generar radicales hidroxilo contenidos en el agua

2009

Verificación del efecto inhibidor de virus y bacterias, y reducción de los residuos de pesticidas

Verificación del efecto inhibidor en los virus estafilococo aureus y bacteriófago Φχ174 adheridos y transportados por el aire

Verificación del efecto inhibidor en el virus de la gripe porcina

Una imagen en la que se indica que los radicales de hidroxilo han inhibido un virus
2010

Verificación de la desnaturalización de las proteínas de los pólenes encontrados a lo largo del año

2011

Finalización de un dispositivo de menor tamaño que genera más radicales hidroxilo (tipo Peltier de 4.ª generación)

Verificación del efecto inhibidor en el moho

Una imagen de moho
2012

Verificación del efecto inhibidor en virus a través de la prueba de eliminación de virus

Verificación del efecto inhibidor en virus, moho, bacterias y alérgenos relacionados con mascotas

2014

Verificación de la descomposición de componentes PM 2.5 e inhibición del crecimiento de moho adherido a la arena amarilla

Una imagen de PM 2.5 y una ciudad envuelta en arena amarilla
2016

Verificación del efecto inhibidor en virus a través de la prueba de eliminación de virus

Verificación del efecto inhibidor en virus, moho, bacterias y alérgenos relacionados con mascotas

2020

Verificación del efecto inhibidor en el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2)

> Nota de prensa

Contenido relacionado