Cómo convertir tu gimnasio en el favorito de tus clientes

Los gerentes de los gimnasios están viviendo unos tiempos increíblemente difíciles. Solo en los primeros cinco meses de la pandemia de la COVID-19, el sector estadounidense de los gimnasios y de los clubes deportivos perdió 13.900 millones de USD*1.

La pandemia no solo dio un duro golpe a la rentabilidad de los gimnasios, sino que también aumentó enormemente la concienciación de los usuarios en cuanto a la higiene y la limpieza, así como sus expectativas respecto a los protocolos de desinfección.

Asimismo, el trabajo híbrido se ha convertido en un aspecto mucho más generalizado de la vida laboral de las personas, lo que ha alterado sus rutinas, de modo que los que una vez fueran tus clientes más fieles puede que hayan dejado de acudir a trabajar a la oficina que estaba cerca de tu gimnasio.

Esto demuestra que los propietarios de los gimnasios deben centrarse más que nunca en la creación de un ambiente agradable y más limpio para atraer a nuevos clientes, aliviar las ansiedades de sus clientes y mantener su fidelidad.

El personal está soportando una presión cada vez mayor

La carga de trabajo del personal de tu gimnasio ha aumentado exponencialmente en los últimos dos años.

Por una parte, sigue siendo importante que estén pendientes de los equipos y mantengan todo organizado para que los clientes encuentren fácilmente lo que necesitan. Esto significa colocar de nuevo las pesas usadas en sus estantes, ordenar y asegurarse de que los equipos se encuentren en la zona adecuada (ya se trate del espacio de cardio, fuerza, estiramientos o funcional), y atender cualquier otro problema relacionado con los aparatos.

Por otra parte, mantener la higiene de dichos equipos, así como de los vestuarios y otras zonas del gimnasio, es aún más importante que antes. Esta tarea implica la limpieza frecuente de los objetos que más se tocan, como pomos de puertas, pesas y barras de sujeción de equipos, pero también conlleva la aplicación de cualquier medida esperada por los usuarios, como limpiar los equipos después del uso con espray desinfectante.

Del mismo modo, el control de los olores es crucial en el entorno de un gimnasio. Cuando las personas hacen ejercicio, sudan profusamente, y eso puede generar rápidamente malos olores en las zonas de ejercicios y los vestuarios. No hay nada más desagradable para los clientes, y puedes tener la certeza de que acudirán directamente a las redes sociales para quejarse de su mala experiencia. De hecho, de una muestra formada por 5373 publicaciones, el 56,6 % de las quejas en redes sociales estaba relacionado con las necesidades de desodorización. Por ejemplo:

"Hombres y mujeres, el desodorante es importante. ¡Aunque vayáis al gimnasio! ¡Creo que es cuando más lo necesitáis porque sudáis y oléis fatal! ¡Un poquito de por favor!".

Este problema hace que combatir los olores corporales y de pies en el gimnasio sea uno de los aspectos más importantes a la hora de crear un ambiente en el que todo el mundo pueda hacer ejercicio de forma agradable. De esta forma, los clientes se sentirán satisfechos, y mantendrás a raya las quejas en las redes sociales.

Al mismo tiempo, las demandas de los clientes son mayores que nunca

Mientras que el personal se encuentra sometido a una mayor presión, las expectativas de los clientes se han elevado como nunca en el transcurso de la pandemia.

Naturalmente, estas expectativas se aplican en especial a la higiene y la limpieza, por lo que no es de extrañar que los usuarios sean sumamente conscientes de los riesgos que se esconden en las superficies y en el aire.

Ahora que los números de los gimnasios vuelven a crecer, la competencia es más feroz que nunca, lo que otorga a los clientes el poder de elegir su entorno preferido para entrenar. Aunque el precio desempeña un importante papel en esta decisión, como es lógico, el entorno también puede influir enormemente.

Del mismo modo, los clientes están más dispuestos que nunca a acudir a las redes sociales para lanzar sus quejas sobre el entorno de un gimnasio. Si tus instalaciones suelen estar plagadas de malos olores, faltan equipos o estos están rotos o fuera de su sitio, o el espacio está masificado (especialmente en los casos en los que aún se exige la distancia social), puedes prepararte a ver una marea de publicaciones en las redes sociales y los sitios de reseñas en línea criticando tu negocio, lo que, a su vez, tendrá un fuerte impacto en las suscripciones y la fidelidad de los clientes.

Recomendación: haz bien las cosas básicas

Todo gimnasio necesita tener en regla los principios básicos, lo que se traduce en formar al personal para que sea amable y sepa atender debidamente a los clientes cuando requieren su ayuda. La simple interacción dos veces al mes con los miembros puede reducir las cancelaciones de suscripciones hasta un 33 %*2.

También significa instalar la iluminación adecuada para que transmita energía en lugar de agobio, y mantener un buen nivel de seguridad mediante, por ejemplo, el uso de taquillas totalmente funcionales en los vestuarios.

Además, los protocolos de limpieza deben aplicarse con la suficiente frecuencia y exhaustividad con el fin de mantener bajo control los riesgos para la salud y de crear un entorno limpio y seguro para los clientes.

Por tanto, una buena experiencia se traduce en un gimnasio limpio con un personal amable, equipos funcionales y suficiente espacio para que los clientes continúen sus sesiones de entrenamiento sin excesivos tiempos de espera.

Estas prestaciones pueden influir en las decisiones de compra y atraer (y retener) a nuevos clientes, lo que significa que mantener un ambiente adecuado en el gimnasio es crucial.

¿Has pensado en los olores y la suciedad que no se ven en el aire?

Cuando las personas hacen ejercicio sudan y respiran con mucha más intensidad que cuando descansan. Esto no solo significa que pueden estar llenando el aire a su alrededor de partículas de saliva, humedad y olores, sino que también están aspirando una mayor cantidad de aire. Aunque puede que ya seas consciente de la necesidad de controlar la temperatura y la humedad de tu gimnasio, también existen amenazas invisibles que deben abordarse.

Además, durante los períodos de máxima ocupación, puedes recibir perfectamente a cientos de clientes a diario en tus instalaciones, por lo que los posibles riesgos para la salud aumentan aún más debido al contacto y a la mezcla de personas.

Estos riesgos pueden estar en el aire de forma visible (suciedad y polvo) e invisible (alérgenos, virus y bacterias), especialmente en los centros de las ciudades, donde muchos gimnasios carecen de ventilación natural.

Todo esto hace que lograr la calidad del aire adecuada sea una parte fundamental de la creación de un entorno agradable y más limpio para los usuarios.

Pero, dada la alta demanda de equipos y zonas de entrenamiento en las instalaciones, ¿cómo puedes crear un entorno más sano y limpio que esté libre de malos olores? La solución es un sistema de aire acondicionado con purificación integrada.

Recomendación: mejora la calidad del aire y controla la climatización

Está claro que un entorno de entrenamiento más limpio, agradable y climatizado depende de un aire de buena calidad.

Aunque la separación adecuada entre los equipos es importante, un sistema de aire acondicionado eficaz es esencial para reducir los niveles de humedad y controlar la temperatura de tu gimnasio.

A esto hay que añadir la concienciación cada vez mayor que están adquiriendo los clientes y el personal respecto a los riesgos asociados a la mala calidad del aire, por lo que no es de extrañar que los propietarios de los gimnasios estén recurriendo a sistemas combinados de climatización y purificación del aire.

Te presentamos la tecnología nanoe™ X: un gimnasio más limpio con aire de calidad

La tecnología de purificación del aire como nanoe™ X funciona de forma invisible en el aire y puede reducir los riesgos que entrañan ciertos virus aerotransportados, bacterias, moho y sustancias peligrosas contenidas en la materia particulada fina (PM 2.5).

Cuando se implementa en un sistema de aire acondicionado, puede limpiar el aire con la propagación de radicales hidroxilos derivados de la naturaleza a través del espacio. Además, es altamente eficaz a la hora de eliminar malos olores del aire y de las superficies, incluyendo tejidos, alfombras y ropa.

Virus transportados por el aire
Bacteriófago Φχ174*3

Virus adheridos

Virus de influenza (subtipo H1N1)*4

Olor a cuero cabelludo
Bacteriófago Φχ174*5

Olor a sudor
Ácido nonanoico*6

Al estar integrado en tu aparato de aire acondicionado, puede ajustarse fácilmente con un mando a distancia o a través de una conexión Wi-Fi para, por ejemplo, proporcionar 24 horas de desodorización. Esta función puede ayudarte a mantener a raya los malos olores durante todo el día, incluso cuando otros modos de climatización está apagados.

Esto significa que puedes ofrecer un entorno más limpio y agradable para todo el mundo sin ocupar más espacio ni restar tiempo al personal.

Haz que los clientes vuelvan a pisar tus instalaciones con un mejor ambiente en el gimnasio

La pérdida de clientes suele ser bastante habitual en el sector del ejercicio físico, por lo que los propietarios de gimnasios siempre deben ir con un pie por delante para mantener a raya a la competencia.

La pandemia de la COVID-19 ha aumentado aún más las exigencias de los clientes, y el personal debe soportar sobre sus hombros demandas aún mayores, por lo que cualquier gimnasio podría beneficiarse de formas de mejorar su entorno sin necesidad de añadir otra tarea a la lista.

Y aquí es donde nanoe™ X puede ayudarte. Al contribuir a limpiar el aire y combatir los olores, puede ayudarte a ofrecer un ambiente agradable y limpio para los usuarios que hará que quieran volver a pisar tu gimnasio una y otra vez.

[Nota:]
*1 Estadística extraída del Informe Global de IHRSA de 2020
*2 Estadística extraída del informe de IHRSA de 2018
*3 Virus transportados por el aire (bacteriófago Φχ174). Organización de pruebas: Centro de Investigación Kitasato de Ciencias Ambientales. Método de prueba: el número de virus se midió tras la exposición directa en una cámara de prueba hermética de aproximadamente 25 m3 de tamaño. Método de inhibición: liberación de nanoe™. Sustancia objetivo: virus transportados por el aire. Resultado de la prueba: inhibición de al menos el 99,7 % en 6 horas. (24_0300_1)
*4 Virus adheridos (virus de influenza, subtipo H1N1). Organización de pruebas: Centro de Investigación Kitasato de Ciencias Ambientales. Método de prueba: medición del número de virus adheridos a un trapo en una cámara de prueba hermética de aproximadamente 1 m3. Método de inhibición: liberación de nanoe™. Sustancia objetivo: virus adheridos. Resultado de la prueba: inhibición de al menos el 99,9 % en 2 horas. (21_0084_1)
*5 Organización de pruebas: Curso de Diseño de Olores y Aromas, Departamento de Informática Integrada, Facultad de Informática, Universidad Daido. Método de prueba: verificación mediante el método de indicación de la intensidad del olor en una escala de 6 niveles en una cámara de prueba de aproximadamente 23 ㎥ de tamaño. Método de desodorización: liberación de nanoe™. Sustancia de prueba: simulación del olor corporal de personas de edad media y avanzada adherido a una funda de almohada. Resultado de la prueba: reducción de la intensidad del olor en 0,65 niveles en 6 horas.
*6 Organización de pruebas: Centro de Análisis de Productos de Panasonic. Método de prueba: verificación mediante el método de indicación de la intensidad del olor en una escala de 6 niveles en una cámara de prueba de aproximadamente 23 ㎥ de tamaño. Método de desodorización: liberación de nanoe™. Olor objetivo: olor a sudor adherido a la superficie. Resultado de la prueba: reducción de la intensidad del olor en 1,1 niveles en 1 hora. (Y16HM016)

Últimos artículos

Cómo retener al personal de tu hotel con un mejor ambiente de trabajo

Cómo puede la tecnología convertir tu centro geriátrico en un lugar más limpio y agradable

Cómo la calidad del aire es la clave para una clínica veterinaria de alto rendimiento

Tus empleados exigen un mejor ambiente en la consulta: esta es la forma de hacerlo