SEPTIEMBRE 2018

Arenal de Namib

Namibia

El arenal de Namib, con tres millones de hectáreas de extensión, es el único desierto costero del mundo. Compuesto por un sistema de dunas antiguas y otras más recientes y activas, y con la niebla como principal fuente de agua, resulta un entorno propicio para albergar gran variedad de especies endémicas de invertebrados, reptiles y mamíferos. Formado por la erosión de materiales de regiones situadas a miles de kilómetros transportados por la erosión fluvial, los vientos y las corrientes marinas, ofrece un paisaje de una belleza incomparable, acentuado por llanuras de grava, arenales costeros, colinas rocosas, cerros, una laguna costera y ríos efímeros.